4 Pasos para Tu Primer Diario Visual

Crear entradas en nuestro Diario Visual es una forma de terapia ocupacional, de separar unos 10 o 30 minutos para ti, despertar tu creatividad inherente y sentir satisfacción de crear algo nuevo y tranquilidad por manejar tus emociones.

Después de cada entrada te sorprenderás cómo tu perspectiva de aquella situación ha cambiado un poco o mucho en tu favor.

A veces la hoja en blanco que puede producir parálisis por análisis. ¿Por dónde empezamos?


Te voy a dar 4 sencillos pasos para iniciar tu Diario Visual:

  1. Fondo

  2. Sentir el tema central

  3. Letras

  4. Texturas y detalles


1. Fondo

¿Qué color tiene tu sentimiento?

Si no estas segura, puedes usar la gráfica de Christopher Cobb como referencia. Elige 1 a 3 colores.

Haz marcas, manchones, combínalos o deja cada uno por separado, pero eso si, cubre una superficie amplia de tu papel





2. Sentir el Tema Central

¿Qué me trajo a sentarme para dibujar hoy?

Ese es tu tema central. Puede ser curiosidad o quizá solo quieres tiempo para ti.


Puede ser el café de la mañana o la sonrisa de tu persona favorita, dibujar desde ese motivo te ayudará a fluir.


Puedes llevarlo a su expresión más sencilla con líneas o representarlo como una planta, un animal, objeto, persona o rostro.

Si no se te viene nada a la mente, un buen tema es gratitud.



3. Letras